Jardín de infancia – Naguib Mahfuz


—Papá… —¿Qué? —Yo y mi amiga Nadia siempre estamos juntas. —Claro, mujer, porque es tu amiga. —En clase… en el recreo… a la hora de comer… —Estupendo… es una niña buena y juiciosa.… Sigue leyendo

MI RELIGIÓN – Miguel de Unamuno


Me escribe un amigo desde Chile diciéndome que se ha encontrado allí con algunos que, refiriéndose a mis escritos, le han dicho: “Y bien, en resumidas cuentas, ¿cuál es la religión de este… Sigue leyendo

LAS RATAS DEL CEMENTERIO – Henry Kuttner


  El viejo Masson, guardián de uno de los más antiguos y descuidados cementerios de Salem, sostenía una verdadera contienda con las ratas. Hacía varias generaciones, se había asentado en el cementerio una… Sigue leyendo

Las palabras de Guru – Cyril M. Kornbluth


Ayer, cuando iba a reunirme con Guru en el bosque, un hombre me detuvo y me dijo: –Chico, ¿qué haces aquí a la una de la madrugada? ¿Sabe tu madre dónde estás? ¿Qué… Sigue leyendo

El hombre que no quería estrechar manos – Stephen King


Stevens sirvió las bebidas y pronto, después de las ocho en aquella noche glacial de invierno, la mayoría de nosotros nos fuimos con ellas a la biblioteca. Por un momento, nadie dijo nada;… Sigue leyendo

EL TREN DE BURDEOS – Marguerite Duras


Una vez, tuve dieciséis años. A esta edad todavía tenía aspecto de niña. Era al volver de Saigon, después del amante chino, en un tren nocturno, el tren de Burdeos, hacia 1.930. Yo… Sigue leyendo

Viaje a la semilla – Alejo Carpentier


I —¿Qué quieres, viejo?… Varias veces cayó la pregunta de lo alto de los andamios. Pero el viejo no respondía. Andaba de un lugar a otro, fisgoneando, sacándose de la garganta un largo… Sigue leyendo

Ensayos – Ernesto Sábato


    Un argentino que pretende utilizar a Marx como maestro sostiene que el Don Segundo Sombra de Güiraldes no existe, que es apenas la visión que un estanciero tiene del antiguo gaucho… Sigue leyendo

HISTORIA DEL ENDEMONIADO PACHECO – Jan Potocki


Finalmente, desperté de verdad. El sol quemaba mis párpados, que apenas si podía abrir. Entreví el cielo y me di cuenta de que me hallaba al aire libre. Pero el sueño pesaba aún… Sigue leyendo

BOLA NEGRA – Mario Bellatín


El entomólogo Endo Hiroshi decidió cierta mañana dejar de comer todo aquello que pudiera parecerle saludable al resto de las personas. Tomó la decisión luego de la noche de insomnio -provocado quizá por… Sigue leyendo

LITERATURA + ENFERMEDAD = ENFERMEDAD – Roberto Bolaño


para mi amigo el doctor Víctor Vargas, hepatólogo ENFERMEDAD Y CONFERENCIA Nadie se debe extrañar de que el conferenciante se ande por las ramas. Pongamos el siguiente caso. El conferenciante va a hablar… Sigue leyendo

Verde y negro – Juan José Saer


a Raúl Beceyro Palabra de honor, no la había visto en la perra vida. Eran |a como la una y media de la mañana, en pleno enero, y como el Gallego cierra el… Sigue leyendo

COMPRAMOS GENTE – Frederik Pohl


Fue el 3 de marzo cuando aquella persona comprada que se llamaba Wayne Golden tomó parte en unas conversaciones comerciales celebradas en Washington como representante de la raza dominante de la estrella Groombridge.… Sigue leyendo

POST BOMBUM – Alberto Vanasco


Ahora las aguas, las olas furiosas venían de pronto y arrasaban la tierra. Entre las palmeras despedazadas, entre restos del gran incendio, sobre el carbón y el hielo, algunos pocos hombres habían encontrado… Sigue leyendo

La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades – Anonimo


    Prologo   Yo por bien tengo que cosas tan señaladas, y por ventura nunca oídas ni vistas, vengan a noticia de muchos y no se entierren en la sepultura del olvido,… Sigue leyendo

La traición de Rita Hayworth – Manuel Puig


  Primera parte I en casa de los padres de mita, la plata 1933 —El punto cruz hecho con hilo marrón sobre la tela de lino color crudo, por eso te quedó tan… Sigue leyendo

OCTAVIO, EL INVASOR – Ana María Shua


  Estaba preparado para la violencia aterradora de la luz y el sonido, pero no para la presión, la brutal presión de la atmósfera sumada a la gravedad terrestre, ejerciéndose sobre ese cuerpo… Sigue leyendo

PROCESO – Alfred E. Van Vogt


Bajo la brillante luz de aquel lejano sol, el bosque respiraba y estaba vivo. Era consciente de la nave que acababa de aparecer, tras atravesar las ligeras brumas de la alta atmósfera. Pero… Sigue leyendo

ENCUENTRO INESPERADO – Johann Peter Hebel


     En Falun, Suecia, hace ya sus buenos cincuenta años y quizá más, un joven minero le dio un beso a su joven y hermosa novia diciéndole así: “En el día de Santa… Sigue leyendo

LA PATA DEL MONO – W.W. Jacobs


La noche era fría y húmeda, pero en la pequeña sala de Laburnum Villa los postigos estaban cerrados y el fuego ardía vivamente. Padre e hijo jugaban al ajedrez. El primero tenía ideas… Sigue leyendo

SENSATEZ DEL CÍRCULO – Angélica Gorodischer


Encore n’ y, a il cliemin qui n’aye son issue. Montaigne ¿Han visto esas casas del boulevard Otoño, sobre todo las que miran al este, esas casas secas, frías, serias, pesadas con rejas… Sigue leyendo

El crucificado – Mario Levrero


  A Nilda y Mario   Fue lo bastante astuto o estúpido como para deslizarse entre nosotros sin hacerse notar, y cuando Eduardo lo advirtió tuvo que aceptarlo, porque había una ley tácita… Sigue leyendo

El jardín del mago – Alberto Laiseca


Salimos, pues, al jardín. Mi terreno mide cincuenta por doscientos, vale decir: diez mil metros cuadrados. No soy rico, ni acomodado, ni nada. Hace cuatro años compré el terreno gracias a una herencia.… Sigue leyendo

EL MILAGRO SECRETO – Jorge Luís Borges


Y Dios lo hizo morir durante cien años y luego lo animó y le dijo: -¿Cuánto tiempo has estado aquí? -Un día o parte de un día, respondió. Alcorán, II, 261. La noche… Sigue leyendo

EL ANTICRISTO – Friedrich Nietzsche


1 Mirémonos cara a cara. Somos hiperbóreos; sabe­mos perfectamente bien hasta qué punto vivimos aparte. “Ni por mar ni por tierra encontrarás un ca­mino que conduzca a los hiperbóreos”; ya Píndaro supo esto,… Sigue leyendo

Trainspotting – Irvine Welsh


Capitulo I – Arrancando   Los Chicos del Jaco, Jean-Claude Van Damme y La Madre SuperIora   Sick Boy sudaba a chorros; temblaba. Yo estaba allí sentado, concentrado en la tele, intentando pasar… Sigue leyendo

La mejor limosna – Froylán Turcios


I Horrendo espanto produjo en la región el mísero leproso. Apareció súbitamente, calcinado y carcomido, envuelto en sus harapos húmedos de sangre, con su ácido olor a podredumbre. Rechazado a latigazos en las… Sigue leyendo

Iván el Imbécil – León Tolstoi


No juzguéis un libro por su tamaño GOLDSMITH I En una comarca de cierto reino, vivía un rico mujik1. Este mujik tenía tres hijos: Seman el Guerrero, Tarass el Panzudo, Iván el Imbécil… Sigue leyendo

La Cabaña de los Juegos Perdidos – J. R. R. Tolkien


Ahora bien, sucedió en cierto tiempo que un viajero de países lejanos, un hombre de gran curiosidad, fue llevado, por el deseo de tierras extrañas, y de caminos y moradas de pueblos inusitados,… Sigue leyendo

Poema de amor – Roque Dalton


La guerra es la continuación de la política por otros medios y la política es solamente la economía quitaesenciada Poema de amor Los que ampliaron el Canal de Panamá (y fueron clasificados como… Sigue leyendo

El mundo de la percepción – Maurice Merleau-Ponty


El mundo de la percepción que nos revelan nuestros sentidos, parece el que mejor conocemos, no se necesitan instrumentos para acceder a él, en apariencia nos basta con abrir los ojos y dejarnos… Sigue leyendo

EN EL SIGLO XXIX – Julio Verne


LA JORNADA DE UN PERIODISTA AMERICANO EN EL 2889 Los hombres de este siglo XXIX viven en medio de un espectáculo de magia continua, sin que parezcan darse cuenta de ello. Hastiados de… Sigue leyendo

El secreto de la antigua música – Auguste Villiers de L’Isle-Adam


    Al señor Richard Wagner     Era día de audición en la Academia nacional de Música. En las altas instancias se habla decidido el estudio de una obra de cierto compositor alemán… Sigue leyendo

EL LOCO – Gibrán Khalil Gibrán


 Me preguntáis como me volví loco. Así sucedió: Un día, mucho antes de que nacieran los dioses, desperté de un profundo sueño y descubrí que me habían robado todas mis máscaras -si; las… Sigue leyendo

El Avión de la Bella Durmiente – Gabriel García Márquez


          Era bella, elástica, con una piel tierna del color del pan y los ojos de almendras verdes, y tenía el cabello liso y negro y largo hasta la espalda, y una aura… Sigue leyendo

EL ÁRBOL DE ORO – Ana María Matute


  Asistí durante un otoño a la escuela de la señorita Leocadia, en la aldea, porque mi salud no andaba bien y el abuelo retrasó mi vuelta a la ciudad. Como era el… Sigue leyendo

EL TERCERO A PARTIR DEL SOL – Richard Matheson


   Abrió los ojos cinco segundos antes de que sonara el reloj. Se despertó súbitamente, sin el menor esfuerzo. Ya en plena conciencia, con toda frialdad, estiró la mano izquierda en la oscuridad,… Sigue leyendo

LEYENDA DEL GOBERNADOR Y EL ESCRIBANO – Washington Irving


   En tiempos que pasaron fue gobernador de la Alhambra un anciano y valeroso caballero, el cual, por haber perdido un brazo en la guerra, era comúnmente conocido con el nombre del gobernador manco.… Sigue leyendo

CABALLEROS, PERMANEZCAN SENTADOS – Robert A. Heinlein


Es misión de los agaráfobos y los claustrófobos colonizar la Luna. O crear agarófílos y claustrófilos, porque los hombres que se lanzan al espacio es mejor que no tengan fobias. Si algo en… Sigue leyendo

Espera a la primavera, Bandini – John Fante


1 Avanzabadando puntapiés a la espesa capa de nieve. Hombre asqueado a la vista. Se llamaba Svevo Bandini y vivía en aquella misma calle, tres manzanas más abajo. Tenía frío y agujeros en… Sigue leyendo

Sin el dragón nocturno – Malcolm Lowry


EL BARCO ESTÁ VOLVIENDO A CASA El barco está volviendo a casa ahora. El patrón intenta leer pero sueña en el hogar. El viejo paleador duerme, el motor petardea. Las luces están dispuestas… Sigue leyendo

Canción del pirata – José de Espronceda


Con diez cañones por banda, viento en popa, a toda vela, no corta el mar, sino vuela un velero bergantín. Bajel pirata que llaman, por su bravura, el Temido, en todo mar conocido… Sigue leyendo

Trotamundos (El espejo en el espejo) – Michael Ende


         El trotamundos decidió concluir su caminata por las callejuelas de aquella ciudad de puerto. Y con ello puso fin a su viaje por los barrios bajos y palacios de todas las demás… Sigue leyendo

Hijo Solo – José María Arguedas


Llegaban por bandadas las torcazas a la hacienda y el ruido de sus alas azotaba el techo de calamina. En cambio las calandrias llegaban solas, exhibiendo sus alas; se posaban lentamente sobre los… Sigue leyendo

9 DE JULIO – Leo Masliah


Buenos Aires, Argentina. Día de sol. Avenida 9 de Julio. Semáforo rojo. Se junta gente que quiere cruzar. Enfrente también. El semáforo demora. Viene más gente por ambos bandos. Cada destacamento mira firmemente… Sigue leyendo

LA RAYA DEL OLVIDO – Carlos Fuentes


A Jorge Castañeda Estoy sentado. Al aire libre. No puedo moverme. No puedo hablar. Pero puedo oír. Sólo que ahora no oigo nada. Será porque es de noche. El mundo está dormido. Sólo… Sigue leyendo

Sueños de invierno – Francis Scott Fitzgerald


  Algunos de los caddies eran miserables como el pescado y se alojaban en viviendas de una sola habitación con un espacio libre al frente donde tenían una vaca neurasténica, pero el padre… Sigue leyendo

¡Diles que no me maten! – Juan Rulfo


-¡Diles que no me maten, Justino! Anda, vete a decirles eso. Que por caridad. Así diles. Diles que lo hagan por caridad. -No puedo.Hay allí un sargento que no quiere oír hablar nada… Sigue leyendo

BAJO EL PUENTE – Augusto Roa Bastos


  Por qué no come, le dijo taitá. Y el viejo: De noche no. Usted ya sabe, don Chiquito. Si no hay luz sobre mi comida, no puedo comer. Taitá se rió fuerte:… Sigue leyendo

SINUHE, EL EGIPCIO – Mika Waltari


LIBRO PRIMERO – LA CESTA DE CAÑAS 1     Yo, Sinuhé, hijo de Senmut y de su esposa Kipa, he escrito este libro. No para cantar las alabanzas de los dioses del país… Sigue leyendo